Poema Dedicado a la Masturbación

 

 

Clave de Sol

No aguanto el calor. Es tarde a la noche y he de dormir.

Pero el voluptuoso recuerdo de tu piel despojada de molestias me ataca, me desnuda. Y es tu desnudez y tu sonrisa las que se cuelan por debajo de las sábanas, que penetran en mis poros, que arden en mi piel e intentan movilizar mis manos. Desearía ponerme desnudo ahora, hacerte el amor a la distancia.

Desearía palpar esta insoportable rigidez, y recorrer lentamente este ecuménico placer que erolabia mi destino; en esta cama, solo.

Es tarde a la noche, y desnudo me duermo pensando en vos.

Me tocaría toda la noche, sí: me masturbaría (de una forma tan total que me aplaudirían los dioses), pero no quiero manchar el sagrado recuerdo de tus sonrisas ni la poesía latente en tus gemidos.

(Ni lo que más te gusta de mí: mis manos)

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ
Safe Creative #1108299949532Safe Creative #1108299949532

Anuncios

¿Visitar museos e ir al teatro es bueno para la salud?

Acá les dejo un artículo de la revista Muy Interesante, con enlace y todo. A pesar que en una parte dice textualmente que las personas que tocan instrumentos, pintan, van al teatro o visitan museos en su tiempo libre; me parece que el espíritu del texto se da a entender bien. Yo hubiera resumido tanto palabrerío en un “dedicarse al arte, o ir a una exposición artística le hace bien a tu salud”. Obviamente, las actividades culturas por lo general impactan de alguna manera en la parte sensible, nos movilizan, nos hacen vibrar, nos energizan. Eso no es ninguna novedad, pero la raíz de todo esto es la sublimación.

A pesar que nunca nombraron el canto, la danza, la producción de textos y otras actividades, pueden ser resumidas en “actividades culturales”. Otras actividades que a uno le pueden hacer bien (porque nos ayudan a ejercer la sublimación) son: la religión, la ciencia, la política y la tecnología. Obviamente eso también impacta en nuestro estado anímico, por una explicación psicológica, dependiendo de los intereses que cada uno tenga. Curiosamente, los científicos estaban sublimando al hacer su trabajo de investigación sobre cómo impactan las actividades culturales sobre la salud ya estaban sublimando. Entregándole algo a la sociedad, devolviéndole algo, aunque sea información, sirviéndole a las demás personas (de alguna manera) nos hace sentir bien, útiles, inteligentes, creativos, lo que sea, y el placer de ese acto en sí es único. Por eso, más que nada me parece que el artículo es más de investigación científica aplicada a la psicología, para su uso en el campo de la medicina como prevención de enfermedades. Si en algún momento encuentro el “paper” de investigación científica, o sea, el trabajo completo de los investigadores, lo cuelgo aquí, porque no es lo mismo que un artículo en una revista.

De todas maneras, aquí tienen el artículo original para que lean acerca de ese estudio que se le hizo a más de 50.000 adultos, por si alguien le interesa leer más de esto:

¿Visitar museos e ir al teatro es bueno para la salud?.

Las personas cultas, que visitan museos y van al teatro regularmente, tienen a gozar de mejor salud y de una vida más satisfactoria, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Epidemiology and Community Health.

La investigación, coordinada por científicos noruegos y realizada sobre más de 50.000 adultos, ha revelado que tanto los hombres como las mujeres que tocan instrumentos musicales, pintan,  van al teatro o visitan museos en su tiempo libre tienen mejor salud, disfrutan más de la vida y son menos propensos a sufrir ansiedad o depresión que las personas que no participan en actividades culturales. Curiosamente, este efecto era más notable en sujetos interesados en ver productos culturales que en aquellos que realizaban actividades creativas activas.

Los resultados revelan que a mayor número de actividades culturales a las que acudían los sujetos, mayores eran sus niveles de salud y bienestar. Según los autores, “los resultados de este estudio indican que el empleo de actividades culturales en la promoción y el cuidado de la salud podría estar justificado”.