Pensamientos divergentes

 

Underground Mosque, Yogyakarta. Photo by Jean-Marie Hullot

 

¿Y si acabo de conocer al amor de mi vida?

¿Existe Dios?

¿Y si la vida es tan coherente como un chatbot?

 

¡¿…?!

* * * * * * *

Y si mis fluidos se vuelven café probablemente me chuparía todo.

* * * * * * *

El amor es como una luz que ilumina tu rostro a través de la puerta abierta de tu dpto.

Hasta que te das cuenta que son los chorros.

* * * * * * *

Te beso. Te lloro. Te pierdo.

Mi corazón nuclear se extingue incendiando todo lo que existe.

* * * * * * *

Tanto te amé
que de vaciarme me llené
de tu falta de carencias.

* * * * * * *

El amor es la respuesta.

La pregunta: ¿Qué quieres hacer conmigo?

* * * * * * *

¿Y si los humanos somos robots orgánicos con un programa diseñado por los alienígenas?

* * * * * * *

El amor sin sexo es como jugar un RPG en el que juntás mucha experiencia pero nunca podés subir de nivel ni aprender nuevos skills.

* * * * * * *

El sexo sin amor es como freír carne demasiado congelada.

Caliente por fuera, congelado por dentro.

Y carne. Sólo carne.

(C) RICARDO H. ORTIZ

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Tiresías Di Giorgio

Mientras él le hacía el amor, cambiaba de sexo.

Él se convertía en mujer y le daba con un clítoris prominente, se llenó de personas, todos aplaudían y se entrelazaban gimiendo, mordiéndose los labios, gritando, diciendo: “Ah”.

Se convertía en hombre nuevamente, envuelto en rosas, y su sexo gigantesco estaba envuelto en dalias. El público quería mirar, se acercaba, tomaba fotos.

Estaban a dos centímetros y no podían ver nada. Corrieron cuando él amenazó con violarles. Entonces continuó. Su sexo se convertía en una manta raya, de los poros de ella manó café con leche, él la mordió, bebió, bramó, todo se llenó de uvas, nueces y… almendras.

La gente ya vibraba con los ojos en blanco. Estaban desnudos y con antifaz. Mirando.

 

Él eyaculó champagne, merengue y almíbar sobre su rostro, al público le habían crecido los dientes, filosos y largos. Los vampiros bebieron su sangre, su chocolate, su café con leche. Bebieron hasta la última gota.

Y todos juntos murieron incendiados al amanecer, cambiando de sexo, esbozando la última sonrisa.

 

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

 

Enhanced by Zemanta

El Canto del Ángel de Café al Cognac

 

 

1.

Mis ojos eran ventanas al cielo

pero mi boca era

una puerta al infinito

 

2.

Todo mi ser estaba en llamas

todo se desintegraba en contacto

con el infinito.

 

3. 

Para ser yo tengo que separarme del todo y vivir un una muralla, apartado del resto.

Ser alguien era casi imposible pero ser yo es una crueldad.

Ánimo, chotitos. Hay cosas peores que un carnívoro.

 

4.

Ay,
todavía estoy pagando
los intereses del karma.

 

5.

Soñé que las sirenas, el Kraken y las medusas jugaban en ocho bits para las fiestas de Año Nuevo. Yo estaba desnudo y les sacaba fotos, salía de la cámara un pequeño hadouken que las alegraba (porque siempre impactaba en sus tetas) y yo me creí atrapado en el mundo de Mario.

Todos felices y contentos.

Yo estaba tan vestido y tan desnudo para estas fiestas… Aún así me quedé duro, revitalizado y potente.

 

(CC) Ricardo H. Ortiz

Enhanced by Zemanta

Flasheando tweets

Hommage1

Image via Wikipedia

Sentir que uno es especial es tan feo como sentir que uno es normal.

Todos somos iguales. Todos somos diferentes.

* * * * * * * *

Mando 1000 SMS y hablo 80 min como mínimo por mes. Sigo a 756 personas, en mi FB tengo 1500 “amigos” y aún así algunos días me siento solo.

* * * * * * * *

Me pregunto si la misión de Twitter en esta vida es filtrar lo que tiene el mundo para decirte.

* * * * * * * *

La inmunidad de mi pito no tiene fin.

* * * * * * * *

Cuando me inspiro es como si me fumara un porro del tamaño de una puerta, espolvoreado por polvo de ángel. Y luego me tomara una taza de café.

Sólo que lo único que hago es lo último de todo eso.

* * * * * * * *

En el sueño de Alicia la entropía es Rey. RxD++ (Rey por Dama, jaque mate)

* * * * * * * *

Todo empieza con un pito duro y una llamada

* * * * * * * *

Tu sombra giraba entre mis ojos rojos buscando la niebla que nos incendiaba lentamente

RICARDO H. ORTIZ

Enhanced by Zemanta

Xangó contra Ogum

 

(En mi vida)

que me falte siempre el pan

pero no el azúcar.

* * *

 

Hachando gente

y esperando no terminar

con las venas cortadas.

 

* * *

¿Por qué sólo preguntas
lo único que nunca
he de decirte?

 

* * *

Miro la página en blanco.

Tu cuerpo perfecto sólo sirvió para gritos perfectos de perfectas insolaciones.

 

* * *

Mentirme.

Repetirte en mis palabras como una Trinidad Astral mientras tu cuerpo mortifica.

 

* * *

Tu café blanqueaba mis ojos una y mil veces.
Yo corría desnudo afuera persiguiendo tu aroma.

Cada vez que yo volvía, el hogar era uno distinto.
Y yo cerraba los ojos.

 

(C) RICARDO H. ORTIZ