Muerto en el placard

MUERTO EN EL PLACARD.

Te hice el amor entre libros, entre palabras.

Hice el amor con todos mis ex sobre mi tumba, a la luz de la luna.

A la luz de la luna todos mis ex gozando entre sí.
Los espíritus errando y gozando / del lechoso sacramento de la luna.

A la luz de la lunah.

Dibujo

Duele el dibujo de la rodilla endiablada
royendo primores marchitos

escrita la escarcha mi cuerpo saliente mancha
rotos participios

mil cuerpos aletean
en sexo flotante
mi prosa ardiente

sobre mi florero se levanta
y retumba
la sombra de mi catacumba.

 

Vestigios de sombra

1.

mudo danzando en cerebro florecido,
abierto por un minuto
por una vida muy breve.

2.

él tiene miedo
de no poder nombrar
el feroz paraíso de sus visiones

3.

muerte de viento en llamas
de cuerpo explotado
de sombras en llamas
de estrella en estrella él salta
porque no vendrá.

rho

Locura transparente

castillos de cristal
manzanas de oro del recuerdo
cacatúas de almendra
(fórmula química de algo)
todo se mezcla

 

camisa de carne
joyas de petróleo
preservativo con diamantes
todo se mezcla

 

tuberculosis angelical
flores de electricidad
dagas que acarician
besos con cucarachas
(pus y sol)
todo se mezcla

 

agua
hay hierro (temblores)
tres chicas
un lago
una montaña
sol
cristal
luz
y en vos…

todo se mezcla.

 

 

Olvido

drogas putas infierno frío demonios

y tanto

tanto por no decir en un poema

que la mierda se acelera a la velocidad del suicidio

 

tres años por cada segundo de mierda al lado tuyo

 

y la soledad

llevándose la muerte del perder todo el tiempo

 

yo no tengo rostros de niñas estranguladas

ni quiero que me estrangule un negro

 

quería un océano

una patria

un punto de partida

 

un lugar donde pudiera relinchar o mugir

o brillar con el más fino éxtasis

mientras era querido

 

una caricia

algo suave

algo blando

una sonrisa

 

un todo va a estar bien

un te quiero

un te amo

 

ni golpes

ni muertes

ni gritos

 

ni este olvido

 

 

rho

Adiós Enero

 

Desnudo, cansado, él cierra las compuertas del alma,
y es como un viaje,
es como un irse,
sin nunca partir.

Pero afuera caen las hojas,
y también cae
su terrible espada,
y yo le miraba la otra, ahí abajo.

Me giré, y al ponerme de espaldas se llenó de cuervos.

Y lloré, porque yo sentía algo extraño.

Como un fin.

 

* * * * *

La vida como un correr desnudo dentro de un edificio lleno de habitaciones vacías que no se terminan jamás.

Hasta que caminas a la ventana.

Y saltas.

* * * * *

Toda mi vida mendigando por un puto pedazo de pan y por un puto vaso de agua.

* * * * *

El árbol oscuro
jugaba rápidamente
con el elfo cariñoso.

* * * * *

Curvas de madera
habitaban una casa llena
de flores de polietileno
y corazones de papel crep.

* * * * *

Mi energía azul espiaba el agua que cocinaba tus sentidos.

Un cable morado se convertía en un gigante lila del amor.

* * * * *

Besando pequeñas katanas
yo aprendí a quererte.

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

 

MELODÍA

Amor... I love you!!! - by Jônatas Cunha (image via Flickr)

 

 

Besos,
tumor-poesía;

la mente está en cama,
por veneno y labia,
por falsa valía.

 

-No te vayas hoy mi amor,
-por qué?
-por qué?
-por qué no?!

-Y que no te vayas hoy
-por qué?
por qué?
por qué ?
-qué se yo!

 

Besos,
brutal poesía,
derramas migrañas,
diamantes y lava,
furiosa osadía.

 

-No te vayas hoy mi amor
-por qué?
-por qué?
-por qué no?

-Y que no te vayas hoy
-por qué?
-por qué?
-por qué ?
-qué se yo!

 

Besos…
Besos…

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

 

Enhanced by Zemanta