Hacer el amor

Luz meridiana donde te hice el amor
ya todo es cierto

Tu sonrisa desplegando sus alas de cristal de Dios
tu cuerpo exhalando Universos

Yo vi tus ojos incendiando la noche
yo vi tu alma incendiando el desierto
la piedad era una niña en estado de éxtasis
violaste mi paloma que violaba la muerte

me violó tu mirada

y nos hicimos dos

o cinco.

 

(C) Ricardo H. Ortiz

Anuncios

Soltería

A veces la vida termina
y con una sola patada en los huesos
se incineran
los ciclos del poema.

A veces la semilla germina
y nace de la tierra estéril
una planta de muerte que llora tinta china.

A veces, nada pasa. Nada.
Y a este silencio es al que temo.

 

A nada más.

 

 

(C) Ricardo Ortiz

Adiós Enero

 

Desnudo, cansado, él cierra las compuertas del alma,
y es como un viaje,
es como un irse,
sin nunca partir.

Pero afuera caen las hojas,
y también cae
su terrible espada,
y yo le miraba la otra, ahí abajo.

Me giré, y al ponerme de espaldas se llenó de cuervos.

Y lloré, porque yo sentía algo extraño.

Como un fin.

 

* * * * *

La vida como un correr desnudo dentro de un edificio lleno de habitaciones vacías que no se terminan jamás.

Hasta que caminas a la ventana.

Y saltas.

* * * * *

Toda mi vida mendigando por un puto pedazo de pan y por un puto vaso de agua.

* * * * *

El árbol oscuro
jugaba rápidamente
con el elfo cariñoso.

* * * * *

Curvas de madera
habitaban una casa llena
de flores de polietileno
y corazones de papel crep.

* * * * *

Mi energía azul espiaba el agua que cocinaba tus sentidos.

Un cable morado se convertía en un gigante lila del amor.

* * * * *

Besando pequeñas katanas
yo aprendí a quererte.

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

 

Viaje

 

Palabras. El luminoso placer de la boca pintando los siglos.

Labios rozándose. Cuevas en fuego albergando algún demonio. Allí dentro se suceden todos los sacrificios y yo no puedo verlos, sólo imaginarlos. O sentirlos.

Y yo que me he desvelado noches enteras tratando de encontrar la sucesión de letras que desaten en los cuerpos mil orgasmos musicales.

Palabras, vergas de luz, labios rozándose.

Tu eterno silencio.

 

Y yo que sólo quería tu abrazo y que al sentarte en mí me disfrutaras como un inmenso poema.

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

 

TE DEJO, TE ESPERO (Carta de amor)

Love hurts... - by Xanetia (image via Flickr)

 

Desde un oscuro rincón, el silencio asesino asume su derrota ante mis latidos. Y tú en tu precipicio, devoras con tu mirada la indiferencia que te traiciona.

 

Mi inconciente te reconoce, mi conciente te rechaza, y por omentos escasos y casi irrepetibles, correspondes a mis silenciosas locuras. Pero estás atado al tiempo compartido, y a la espera de una pulsación más, que logre despertar a tu presente. Los delirios abren camino en mi camino en mi cabeza, y al sólo imaginarlos, la adrenalina me intoxica, entre dolor e inexpresión. Por eso te dejo, para no soñar, para no sentir, para no pensar. Porque tu presencia me pone trampas, con cada roce de tu piel, y me envuelves con tu elocuencia. Por eso te dejo, ya que tu aroma me inmoviliza y me acorrala. Porque el abismo que hay entre los dos, no lo divide el tiempo ni el espacio.

 

Es el destino amor mío, que no hizo bien su trabajo, y dejó que nos conociéramos olvidando que ya no eras libre, como yo.

 

Es un cruce, elige el que quieras, tienes un puñado de posibilidades, pero yo te dejo, si tu recurres a mí, AQUÍ TE ESPERO.

 

 

Laura X
Escrito el 02/09/2002

MELODÍA

Amor... I love you!!! - by Jônatas Cunha (image via Flickr)

 

 

Besos,
tumor-poesía;

la mente está en cama,
por veneno y labia,
por falsa valía.

 

-No te vayas hoy mi amor,
-por qué?
-por qué?
-por qué no?!

-Y que no te vayas hoy
-por qué?
por qué?
por qué ?
-qué se yo!

 

Besos,
brutal poesía,
derramas migrañas,
diamantes y lava,
furiosa osadía.

 

-No te vayas hoy mi amor
-por qué?
-por qué?
-por qué no?

-Y que no te vayas hoy
-por qué?
-por qué?
-por qué ?
-qué se yo!

 

Besos…
Besos…

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

 

Enhanced by Zemanta

La Playa (Carta de amor)

Love Never Fails - by Lel4nd (image via Flickr)

 

 

Cuando la luz toca mi rostro, se levanta el telón. Torno mi amuleto, y juego con él hasta el cansancio. Se desliza en mis manos, como ese electrizante recuerdo que con constancia se escurre en mi cabeza, y hace temblar mi cuerpo.

 

Cada uno de ellos me cuenta una historia distinta, un momento más de ese hoyo que cavaste en mí, tan profundo y tan vacío a su vez.

 

Qué estrecho es el puente que une este precipicio, maderas viejas, sogas rotas, son un nuevo significado de la larga distancia.

 

Eres como esa playa con la que una noche soñaba, magistral y utópica, pero desgarradoramente inalcanzable. Te convertiste en su marea, que se acerca, infinitamente indescifrable. Te volviste su viento: honesto y pulcro, lo inspiras hasta estallar, y luego te acaricia con su brisa más suave.

 

¿Te has dado cuenta de lo que ha sucedido?

 

Ha nacido un océano dentro de ti. Y en él, mi fragata navega. Luchando con tus más grandes tormentas, y disfrutando cada amanecer y anochecer que le regalas.

 

La mantendré firme, viento en popa, y manos seguras sobre el timón, porque ay ¡mi vida!, ¡ya navego en tu interior!

 

 

Laura X
29/10/2002

Enhanced by Zemanta