Metamorfosis

Los besos sólo opacaron las tinieblas de tu casa.

El viento arrastraba por el agua las flores de carne.

En el pasado
todo era horrible y perfecto.

Tu cuerpo como un séquito de dioses
derramando en mi boca
todo lo que existe.

Me quema y me abre.
Combustiono.
Ardo.
En miles de partículas vuelo.
Me divido.
Me expando.

Pájaros amarillos estallando con halos de auras
desde la niebla gatuna
de mi mirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s