Lloviznalalá

Recuerdo que miraste mi katana erguirse entre mil fuegos
y que yo no cesaba de conjugarme como un fractal

en tiempos verbales que nunca existieron

desplegándome entre tus bocas
y toqueteándonos la oscuridad

por siempre

Ricardo Ortiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s