Woof

Sexo como parodia salvaje

Yo me oxidaba todo

Tu transpiración celestial curvaba las cortinas,
las sábanas,
todo era divertido pero lubricado,
amortiguado,
inerte,
oblicuo,
los cuerpos desnudos como un cuadro incendiándose
mientras desgarraba hasta el ambiente.

 

Videncia furiosa, prohibida, profundo era todo lo que insinuamos.

La música sexy nos unía en el rojo

Los dos como tornilla y tuerca

Llegó el atardecer en el telo

Todo era amor y lujuria; rosas y azufre; terciopelo y lija

Woof
roar
etcétera

La esperanza triangular determinaba pelos,
barba,
bíceps,
penes,
muslos.

La masculinidad era grande,
insoportable,
activa

Se incendiaban las sábanas

Las sensaciones ardían en las entrañas, en la entrepierna.

No había ni histeria en la mente, ni mentiras.

Yo te besaba.

Y en tu barba
las células de Dios
ventilaban mi destino.

 

rho

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s