Violación

Su cero se vierte en mis retinas
una ventisca me retorna a su ser

 

arremete partiendo dones estancos

 

yo aprieto los dientes
intentando reír

 

soledad adherida a la pertenencia
hay mujeres picantes
hombres salados

 

todos somos platos con grandes sonrisas

 

pero nuestras cerraduras fueron violentadas
aquella noche

 

donde siempre será participio.

 

 

Ricardo H. Ortiz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s