Equinoccio

Ángel con lágrimas de estaño y pensamientos negros pero fosforescentes: yo te hice el amor, una vez, en el cielo.

Blancas uvas te trajeron a mí, me enseñaste, me escondiste.

Quizás tibio, gris, quizás usado.

Hubo lujuria, incredulidad y éxtasis.

Fuiste mi secreto, que me enamoró a fuerza de ocultarlo.

 

Nunca mío.

Nunca tuyo.

Pero estarás siempre.

 

 

Ricardo H. Ortiz

 

Anuncios

2 thoughts on “Equinoccio

    • ¡Muchas gracias, Libbelula! He creado un tiempo para mis vocales. Les he pedido que se imposten en el recuerdo de la gente y moren allí, hasta que nada quede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s