La Violencia

Mis ojos de dragón hablaron como oráculo, mientras en el aire se tatuaron los siguientes vocablos:
-Es de noche y hace frío, adentro. El silencio petrifica con su voz de niño muerto que fue hechizado por las hadas.

Y entonces, todo murió
y reímos.

 

 

(C) Ricardo H. Ortiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s