Arma de Penetración Masiva

 

Teníamos sexo en el aula mientras el profesor daba clases. Ahí estábamos los dos, dale que dale, y el profesor hacía un despeje en un desarrollo matemático, mientras nuestros compañeros nos retrataban y nos sacaban fotos con los celulares. Era en la clase de números complejos. ¿O fue en la de Física, donde todos estudiamos el rozamiento?

Todos los cuerpos cuando se calientan se dilatan, dijo el profe, y se dirigió erecto a mi ano para meterme dos dedos.

Sentí sus manos peludas, la rugosidad de su piel, su entrepierna abultada, sus grandísimos dedos. Pensé que eran cuatro o cinco dedos, pero luego los conté cuando los sacaba y los metía. Eran dos.

Mis compañeros también metían y contaban, entre ellos.

Y yo fui del Profe, tres, cuatro, cinco veces.

 

FIN.

Imagen: via George Quantaince

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s