Un poquito de fantasía

Él se lanza desnudo contra el templo de la poesía. Aunque no es su intención entrar, penetrar, su objetivo es hacerse espuma, poema. Pero en su interior se levantan mil muros, él intenta derribarlos, asediarlos con palabras.

 

Yo vine aquí para flotar y encontré sólo muerte. Cantos. Perfumes prohibidos.
Ahora estoy en una iglesia y no ceso de incendiarme.

Viene a besarme un demonio y una prostituta. Me enciende el amor un magnífico par de alas. Y envuelven mi cuerpo desnudo incontables expedientes con el sello de Secretaría Académica. (El templo se hizo casa y luego cuerpo y facultad)

 

 

En el medio del campo tengo sexo con planetas y me muerden las olas. Luego tomo café y veo unicornios. (Un día normal, muy normal)

Pero lo que más miedo me da son los tsunamis de polvo mágico.

 

 

 

(C) RICARDO H. ORTIZ

Anuncios

2 thoughts on “Un poquito de fantasía

  1. Inspirada en tus wenos ejemplos, me he puesto ha hacer labor de difusión, cómo hay quienes se atreven a ejercitar el plagio cuando es evidente que… los mejores poetas no son los inspirados, sino los que inspiran.

    Besisímos

    • Muchas gracias!! Te agradezco lo que hiciste, por ahí las mejores voces son las silentes. Precisamente eso es lo que les confiere tanta belleza. A ellos, los dueños del silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s