La Masturbación Asesina

¿Y si te pienso
Y me desnudo?

¿y si me retuerzo
ondulándome entre las sábanas
pronunciando (o gimiendo) tu nombre?

Mientras la mano
(Dale que dale)
en movimiento perpetuo
(Oh sí)
Hace de las suyas
(Flap flap flap)
El calor sube
La respiración se acelera
y Nada baja

Nada, ¡sal de ahi!
¡Cochina!
(Flap flap flap)
Que es mi momento de explorarme
Implorarme
Una buena rigidez

Un trofeo que se erija como un mástil

Un fuego de muerte
Una katana feroz
Que todo lo parta

Entonces
Se vuelve de cristal mi casa-poema
Yo levito desnudo y procaz
Tocándome
¡Oh sí!,
¡Tocándome!

Rápidamente se llena de curiosos
(Monjas, sacerdotes,
bomberos, policías, profesoras)
Que comienzan a imitarme

Todos desnudos,
brillando y gimiendo
Y gritando y mordiéndose
Y tocándose

Sí, sí…
¡Ahí viene!
¡Oh Dios!
Ahí viene, sí,
Será muy grande

Los cuerpos en llamas comienzan a gritar

La tierra se parte
Los cuerpos se abren
Y todos explotan
como piñatas

Excepto yo

Los engañé
(Mwehehe
Me faltaban años)

Y ahora
Me voy a otra ciudad
A festejar mi cuerpo

Para tentarlos

Y ultimarles.

(C) RICARDO H. ORTIZ

Anuncios

2 thoughts on “La Masturbación Asesina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s