Divina maldad

Yo estaba cocinando almas con una expresión perdida. Escuché a mis vecinos copular, entonces me dieron ganas de comer fruta y escribir verdura.

Yo seguía revolviendo el guiso de almas. Bebí una copa de ajenjo y reía de forma comestible. Salí corriendo desnudo y me adentré en la selva de manzanas azules. Encontré una manzana violeta y una banana roja.

Volví a mi casa.

Seguí cocinando el guiso de almas y comencé a babear. Yo siseaba, rispeaba, pensando en el postre.

Y me hacía uno con la oscuridad.

(C) RICARDO H. ORTIZ
Safe Creative #1104279077684

Anuncios

One thought on “Divina maldad

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s