EPÍSTOLA CONFUSA

Infierno, 29 de diciembre de 2010.


PARA N.

Hola, ¿cómo te va? Probablemente esta sea la carta más fea, estúpida e incoherente que alguien te dedicó en tu vida. Y pensándolo bien, quizás no debas leerla. Sé que no tengo derecho de estar tipeando esto, ni siquiera sé si me voy a animar a mandártela, simplemente estoy escribiendo porque estoy aturdido y no tengo un diario.

Te quiero.

Sí. La cuestión es que te quiero y no sé si quiero decírtelo (¿te mandaré esto?). Un te quiero solitario, incoherente, sin sentido. Una oración aparte para un episodio aislado en mi vida. Uno que me desgarró. Uno que me sigue desgarrando.

Y debería decirte que te odio. Y que no te quiero volver a ver nunca más en mi vida.

Y es verdad. Te quiero, te odio, no te quiero volver a ver nunca más en mi vida pero ahora necesito abrazarte. No estás acá, no estoy acá, no estoy llorando. Pensar que se vienen las fiestas. Sobreviví la Navidad, Jesús nació en abril, pero igual pude festejarlo. A pesar que me echaron de casa. Por intentar vivir la vida que tu primo no pudo. No soy la reencarnación de tu primo, pero lo entiendo, después de todo quizás compartimos muchas cosas. Aunque las que más quise compartir no pude tenerlas.

Te quise y no me animé a decírtelo.

Se lo conté a Vale. Siempre se lo pude contar a otras personas, fácilmente, exponerme, pero con vos fui un idiota. Sé que no hubiéramos llegado a nada, ¿pero qué hubiera pasado si…? Pregunta estúpida. Te presenté a alguien. Ahora me importan los universos paralelos y ni siquiera terminé de leer las obras completas de Stephen Hawking. ¿En este Universo te presenté a alguien porque te quería, porque deseaba que fueras inaccesible, o porque no soportaba verte solo?

Quizás fueron las tres cosas. Y, sí; algunos problemitas tengo. Al menos no tengo ataques de pánico ni parálisis del sueño. (Risas)

Ahora que Maggie (la real, no el demonio del que me hablabas) me contó que quizá venías, quizás empiece con parálisis del sueño, ataques de pánico, y hasta mal de Parkinson. No creo. Fuiste importante pero tampoco tanto. Digo, no llegamos a nada. Yo no te dije nada. Vos no me dijiste nada. No sucedió. Puff. Vacío. Obtenebración nivel cincuenta en los sentimientos. Dieciséis niveles más y al menos me vuelvo placenteramente emo.

¿Estarás leyendo todavía? La coherencia se corta y por ahí no seguís el hilo y no sé si realmente quiero decirte algo. ¿Se puede abrir la boca y no poder decir al menos “nada”? Te lo debería escribir con letras azules y rojas. Lástima, no puedo, me rompiste el Aurín. Sos la muerte. Sos la noche.

No. Me corrijo. Una ex amiga devoró el Aurín, se cogió un mundo llamado Phantasia. Entonces su sexo hecho de agujeros negros comenzó a brillar mientras intentaba digerir un mundo que hasta entonces no era horrible. O las letritas azules, o las letritas rojas.

Arcoíris quebrado.
Tormenta de meteoritos.
Pies en la tierra.
Manaba veneno por cada uno de mis poros poéticos.

 

Así que bueno, acá estoy. Me desnudé. Me expuse. Soy un nivel uno y vos te volviste nivel noventa y nueve con miles de sentidos. Hacé lo que quieras con esta carta. Hacé lo que quieras conmigo.

Te odio, te amo, y la mayoría de los días (gracias a Dios) puedo olvidarte; pero en días como hoy algo se rompe y no puedo aguantarlo.

 

La herida se abre, el corazón se congela y la música es bellísima;
¿pero quién te arregla la cajita?

Contestame lo que quieras, mandame a la mierda o borralo. O que tus manos escriban una respuesta por sí mismas, y mándamela antes de haberla leído. Como lo hice yo.

 

RHO.-

Anuncios

5 thoughts on “EPÍSTOLA CONFUSA

  1. Sublime, me quito el sombrero, ciertamente es un escrito con mucha fuerza y me he sentido muy empático contigo. Me has fascinado.

    Me recuerda a los versos del gran catulo (famoso mas por sus soeces) pero quien escribía tambien verdaderas odas a la dicotomía

    ” Odi et amo. Quare id faciam, fortasse requiris. Nescio, sed fieri sentio et excrucior”

    (Odio y amo. Por qué hago esto, quizá te preguntes. No lo sé, pero así me siento y sufro)

    (Catulo)

    • Ahhhh!!! En serio que esto no está inventado. Es verdadero letra por letra.

      Muchas gracias por tus palabras. La verdad que no lo iba a subir, es demasiado personal, pero me alegro de haberlo hecho.

      Un abrazo gigante.

      R.-

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  3. Creí que abandonarías mi mente
    y que al final encontraría un modo
    para vivir sin ti.
    Pensé que sólo era cuestión de tiempo
    hasta que tuviera cien razones
    para no pensar en ti.
    Pero eso no es así,
    y después de todo este tiempo
    todavía no puedo dejarte marchar.
    Todavía tengo tu rostro
    pintado en mi corazón,
    garabateado sobre mi alma,
    grabado en mi memoria, cariño.
    Todavía tengo tu beso
    ardiendo en mis labios.
    La caricia de la punta de mis dedos
    es un amor tan profundo dentro de mí…

    Estuve intentando todo lo posible
    para conseguir que mi corazón te olvidara,
    pero no lo parece,
    creo que no sirve de nada.
    En cada parte de mí
    todavía hay una parte de ti.

    Todavía tengo tu rostro
    pintado en mi corazón,
    garabateado sobre mi alma,
    grabado en mi memoria, cariño.
    Todavía tengo tu beso
    ardiendo en mis labios.
    La caricia de la punta de mis dedos
    es un amor tan profundo dentro de mí…

    Todavía tengo tu rostro
    pintado en mi corazón
    pintado en mi corazón
    pintado en mi corazón.

    Algo en tus ojos me mantiene obsesionado.
    Estoy intentando escapar de ti,
    y sé que no hay manera
    de ahuyentarte de mi mente.

    Todavía tengo tu rostro
    pintado en mi corazón,
    garabateado sobre mi alma,
    grabado en mi memoria, cariño.
    Todavía tengo tu beso
    ardiendo en mis labios.
    La caricia de la punta de mis dedos
    es un amor tan profundo dentro de mí…, cariño.

    Todavía tengo tu rostro
    todavía tengo tu rostro
    pintado en mi corazón
    pintado en mi corazón
    pintado en mi corazón.

    Painted On my Heart – Ian Astbury – The Cult.-

    PD: Tiberio Claudio César Augusto Germánico, me pregunta;…. ¿ eberiamos escribir un libro juntos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s