Sexograma mental

Yo estaba en el espacio exterior violando a las palabras que tenían una tipografía perfecta.

No podía evitarlo, volaba hacia ellas y… ¡Chaca, chaca, chaca!

Las palabras se desgranaban, se rompían, y formaban un “¡NO!” que era también otra hermosa palabra (que quería violar).

Yo me quedaba con su voz y las tatuaba en mi cuerpo, para que alguien entrara en mí por sus luminosos hashtags.

 

 

(c), de Ricardo H. Ortiz
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE ESTE TEXTO EN CUALQUIER SITIO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA DEL AUTOR. Sólo está permitido compartir por Twitter y Facebook. Derechos de autor registrados, no plagiar. EL PLAGIO ES DELITO.

PARA COMPRAR O LICENCIAR ESTA OBRA: Haga click aquí
Safe Creative #1011287950772

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s