Broderie

Alguien arrancaba mis ojos y me ponía perlas, mi boca era una O gigante, y me salieron orificios en el cuerpo, y en las manos. Rápidamente quedé tieso y mi piel se hacía de género blanco. Alguien me bordaba y me tejía. Lo tenía en frente, era el Diablo.

Él me estaba dejando hermoso para las fiestas. (¿Dónde? ¿Cuáles? ¿Cómo sabía? ¡¿Y por qué?!)

Yo miré nuevamente mi cuerpo nuevo, lleno de joyas macabras y de antiguo broderie.

Y sonreí cuando yo vi su hermoso rabo. Entonces, Él vino a mí con varios hilos y una gran aguja que no se puede creer. Yo ya me estaba dando vuelta, debajo la higuera, sin saber si quedarme como estaba o correr.

(C), de Ricardo H. Ortiz
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE ESTE TEXTO EN CUALQUIER SITIO SIN LA AUTORIZACIÓN EXPRESA DEL AUTOR. Sólo está permitido compartir por Twitter y Facebook. Derechos de autor registrados, no plagiar. EL PLAGIO ES DELITO.
Safe Creative #1011277947355

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s