Hoy

Hoy me desperté desnudo, vacío, en la cama era un punto gris. Mi melodía era cálida y transparente, pero estaba en estado de éxtasis: las palabras me llenaban, todo me llenaba; yo te hacía el amor.

Pero hacerelamor era otra palabra.

Labios y bocas, todo mi cuerpo era un sexo que se llenaba de ojos y yo mirándote te daba mi amor. Yo controlaba todos los sentidos del mundo.

Así, de lejos, sucedieron los signos, los ciclos. ¡Y los lectores se quedaron para siempre expectantes…!

(c), de Ricardo H. Ortiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s